Back to top

Arrancó la búsqueda por el ‘Bombo Golpeador’ del Festival Petronio Álvarez

Jairo Plaza agosto 16, 2019 0 comments

Se prendió el XXIII Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez con la apertura oficial del concurso que escogerá a los nuevos ganadores del ‘Bombo Golpeador. Gracias a la gestión realizada por la administración del alcalde Maurice Armitage, a través de la Secretaría de Cultura de Cali, 20 grupos con más de 200 artistas en las categorías de chirimía de flautas, violín caucano, marimba y cantos tradicionales, chirimía y agrupación libre, abrieron el encuentro de música autóctona afro latinoamericana más grande del mundo.

La cita de anoche sirvió para que las distintas agrupaciones mostraran todo el talento que les hizo merecedores de un cupo en las zonales clasificatorias del Petronio Álvarez. El concurso empezó con la presentación del Grupo Mastales, de Timbío Cauca, quienes abrieron la noche en la categoría de chirimías de flautas interpretando un trío de canciones en las cuales se hizo evidente su calidad musical.

Javier Gómez, Director del Grupo Mastales Canto y Son, anotó: “el Petronio se basa en músicas ancestrales, en nuestra tradición Pacífica, nos sentimos muy agradecidos con el Festival y la Alcaldía de Cali por su aporte lindísimo a la cultura y para nuestra experiencia”. Tres grupos fueron los que mostraron las mejores notas de las chirimías de flautas en esta noche de apertura: Grupo Mastales, Chirimía Yaré Río Napi y Chirimía San José.

La noche, aún joven, a ritmo de chirimías, enseñaba al público una muestra de lo que se iba a vivir en la primera jornada del concurso, de allí que, al ser anunciada la entrada en tarima de la categoría de violines caucanos, la multitud reflejara que el nivel de alegría iba en aumento, la gente entraba en calor.

En esta categoría inició la presentación el grupo Sabor Ancestral y en su orden le siguieron Remolinos de Ovejas, Grupo San Padua y Nuevo Amanecer Afro, mientras ellos, en tarima, obsequiaban al público lo mejor de su música, Yesid Díaz, joven payanés, disfrutaba su cuarto Festival Petronio Álvarez en Cali y en medio del jolgorio nos declaró: “Me fascina venir al festival porque representa toda la manifestación cultural de la raza negra, representa su alegría, su comunidad y su aporte a la paz de Colombia”.

Y con el público ya en su punto llegó la Marimba y su Canto Tradicional. La apertura de esta categoría la hizo Herencia de los Ríos, le siguieron en su orden Semillas Ancestrales, Remanso Pacífico, Grupo Folclórico Tamafrí y Tumbos de Cualimán. La sensación de gusto, de placer por compartir ese lugar, ese espacio de tiempo, esa multitudinaria compañía, le daban su toque de magia a la noche.

A esta altura de la noche, Gertrude Siesmann, Clarice Ruberts y Vicenzo Piazza, dos alemanes y un italiano -el único que hablaba español- se movían de manera no muy acompasada, intentando seguir el alegre ritmo Pacífico que escuchaban. Bailar bien o mal era lo de menos, sus rostros reflejaban su felicidad. Vicenzo nos expresó que venían de Lovaina – Bélgica, tras la huella del festival.

“Habíamos pensado venir desde el año pasado y tan solo pudimos lograrlo ahora. Gustamos de las danzas folclóricas y ya conocíamos del Festival de Petronio. Ha sido una excelente experiencia, en los hoteles nos han atendido muy bien, muy amables y en la ciudad las personas son bastante queridas con nosotros”. Se notaba que se sentían a gusto en el Petronio, en la ciudad, seguramente serán tres nuevos embajadores de Cali y el Festival en el mundo.

Al llegar a la categoría de Chirimía, la gente que se había concentrado en la Ciudadela Alberto Galindo se había entregado al sano goce de sus tradiciones, se podían ver, a lo largo y ancho del lugar, grupos de personas que con pañuelo en mano seguían el ritmo de los exponentes del pacífico. En esta categoría se presentaron Acento Chirimía, Son y Sabor, Pichindé Chirimía y Son Yubarta.

La noche cerró por todo lo alto con las presentaciones de Proyecto Selva, de Guapi, Afrocumbi, Makana y Bareke Stars, agrupaciones que se presentaron en la modalidad libre y que permitieron ver cómo las nuevas generaciones realizan sus aportes a sus más ancestrales tradiciones, permitiendo trascender la grandeza de los ritmos del pacífico que, aún, resisten los embates y mezclas de los ritmos modernos.

Al cierre de las presentaciones se notaba la cara de satisfacción de los asistentes que concurrieron a esta segunda noche del Petronio Álvarez, personas que seguirán viniendo hasta el próximo lunes 19 de agosto, cuando termine el Festival.

Es evidente el gran significado de este espacio cultural en la vida, no sólo de los caleños y de los habitantes del Pacífico colombiano sino del mundo entero, así lo confirma el seguimiento que se hace de él a través de los más prestigiosos medios de comunicación nacionales e internacionales.

Arranca pues con pie derecho este XXIII Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez, evento de talla mundial realizado por la administración del alcalde Maurice Armitage a través de la Secretaría de Cultura de Cali, que nos brinda el encuentro de música autóctona afro latinoamericana más grande del mundo en el que nos integramos para conservar y disfrutar de nuestras raíces.